Conecta con nosotros

Ciencia y Tecnología

Ya hay más de 50 exoplanetas potencialmente habitables

El número de planetas potencialmente habitables conocidos ha superado el medio centenar, con la adición de los tres mundos en zona habitable –donde puede haber agua líquida– del sistema TRAPPIST-1.
Se trata de un catálogo periódicamente actualizado por el Planetary Habitability Laboratory (PHL) de la Universidad de Puerto Rico en Arecibo. De los 51 planetas potencialmente habitables, 20 tienen un tamaño parecido a la Tierra y el resto son de mayor tamaño.

La lista de exoplanetas con más posibilidades de tener una composición rocosa y mantener agua líquida en superficie está encabezada por Proxima Centauri b, un mundo con 1.3 veces la masa de la Tierra a 4.2 años luz, que orbita nuestra estrella vecina cada 11.2 días. Aunque existe un fuerte debate sobre su habitabilidad real dada la proximidad a la estrella, se especula con que pueda ser un mundo de agua. Su índice de similitud a la Tierra -el más alto de la clasificación- es de 0.87, siendo 1 el valor de la Tierra.

El segundo puesto es para TRAPPIST 1 e, con 0.6 masas terrestres y a 39 años luz. Su posición en la zona habitable y previsible naturaleza rocosa le otorgan un 0.86 en el índice de similitud del catálogo. TRAPPIST 1 f y g se han colocado en los puestos 7 y 12 del catálogo.

El tercer lugar corresponde a GJ 667C c. A 23 años luz de distancia, y con una masa 3.8 veces la de la Tierra. Orbita su estrella cada 28.1 días, y su índice es de 0.84. Si tuviera una atmósfera similar a la de la Tierra, la temperatura media de Gliese 667 Cc sería ligeramente inferior, con 13 ºC (en la Tierra son 15 ºC).

En cuarta posición, a una distancia de 1.400 años luz, figura Kepler-452b. Acompaña una estrella cuyas características son muy similares al Sol: es un 4 por ciento más masivo y un 10 por ciento más brillante. Kepler-452b orbita su estrella a la misma distancia que la Tierra gira alrededor del Sol. Su índice de similitud con la Tierra es de 0.84.

Excelsior

Escribe tu comentario

Comentarios

Continuar Leyendo
Publicidad

Ciencia y Tecnología

Diseñan avión hipersónico que uniría a Beijing y NY en dos horas

Un equipo de científicos chinos ha diseñado un avión hipersónico que podría conectar Beijing, la capital china, y Nueva York, Estados Unidos, en dos horas, a una velocidad de más de seis mil kilómetros por hora.

El avión viajaría a una velocidad hipersónica, es decir, a más de seis mil kilómetros por hora, según el equipo de investigación, que también está involucrado en el programa de armas hipersónicas de alto secreto de China.

“Llevará solo un par de horas viajar de Beijing a Nueva York a una velocidad hipersónica”, explicó el equipo liderado por Cui Kai de la Academia de Ciencias de China en un artículo científico reproducido por el diario hongkonés South China Morning Post.

En la actualidad, un avión de pasajeros tarda aproximadamente 14 horas para recorrer los 11 mil kilómetros que separan ambas ciudades.

El equipo en el Laboratorio Clave de Dinámica de Gas a Alta Temperatura de la academia, dependiente del Instituto de Mecánica, ha bautizado al nuevo vehículo hipersónico el “I-plane”.
Se trata de un diseño biplano, similar a los utilizados durante la Primera Guerra Mundial, con el objetivo de que pueda manejar una carga significativamente más pesada que otros vehículos hipersónicos que tienen una forma aerodinámica y alas delta, precisaron los investigadores.

El equipo de científicos ha probado el aparato, un modelo a escala, en un túnel de viento que también se utilizó para realizar evaluaciones aerodinámicas de los últimos prototipos de armas hipersónicas en China.

La prueba ha consistido en lanzarlo a una velocidad siete veces superior a la del sonido -mil 235 kilómetros por hora- y, “sorprendentemente”, han comprobado que funcionaba correctamente.

Países como China y Estados Unidos están desarrollando armas hipersónicas, así como vehículos hipersónicos que les permitirían penetrar con cierta facilidad en el sistema de defensa antimisiles de otro país.

Los vehículos hipersónicos en los que se trabaja actualmente se encuentran en una etapa experimental ante los grandes desafíos tecnológicos que existen y, de momento, ninguno de ellos puede transportar pasajeros.

Escribe tu comentario

Comentarios

Continuar Leyendo

Ciencia y Tecnología

Jeff Bezos construye reloj para medir el tiempo en los próximos 10 mil años

Jeff Bezos, el multimillonario fundador de Amazon, inició la construcción de un gigantesco reloj en un terreno de su propiedad dentro de una montaña del suroeste de Texas, cerca de la frontera con México, con la intención de que se mantenga en funcionamiento a lo largo de 10 mil años.

El reloj, de una altura de 152 metros, será impulsado por los ciclos térmicos de la Tierra, sincronizados al mediodía solar para medir el tiempo con exactitud, explicó Bezos en un mensaje en su cuenta oficial de Twitter, en donde colocó también un corto video que muestra aspectos de la construcción.

“Es un reloj especial, diseñado para ser un símbolo, un ícono para el pensamiento a largo plazo”, dijo al proporcionar más información en un blog oficial.

“Tal como lo veo, los humanos estamos ahora lo suficientemente avanzados tecnológicamente como para poder crear no solo extraordinarias maravillas sino también problemas a escala de civilización”, escribió Bezos en el sitio de internet creado para el proyecto. “Es probable que necesitemos más pensamiento a largo plazo”.

El proyecto, inicialmente concebido por el inventor, científico y empresario Danny Hillis en 1989 e impulsado con la formación de la Fundación “Long Now”, ha estado en proceso durante años con el objetivo de crear un reloj que mantenga el tiempo preciso, a lo largo de 10 mil años.

Bezos ha respaldado el proyecto durante una docena de años y se comprometió a invertir al menos 42 millones de dólares en el mismo.

En el diseño y construcción del reloj han trabajado también instituciones como el Jet Propulsion Laboratories de la NASA. Las computadoras del laboratorio calcularon la posición del Sol todos los días al mediodía para ayudar a mantener el reloj preciso durante milenios.

El reloj sonará todos los días con un sonido de campana diferente. Y tendrá varias cámaras “aniversario” donde se exhibirán pantallas para celebrar diferentes eventos en la historia. La cámara de un año tendrá un modelo del sistema solar y todas las sondas espaciales del siglo XX, según el sitio de internet del proyecto.
El reloj tardara aún varios años más en entrar en operación, pero una vez que lo haya hecho, los visitantes tendrán que hacer un arduo viaje para llegar allí.

La montaña donde se está construyendo está ubicada en un terreno de 67 mil hectáreas en el suroeste de Texas a unos 60 kilómetros de territorio mexicano, donde Bezos planea construir un futuro puerto espacial para el lanzamiento de los cohetes de su compañía Blue Origin.

La zona ubicada en el condado de Culberson, cerca de la comunidad de Van Horn, es una de las áreas más remotas de Estados Unidos.

Escribe tu comentario

Comentarios

Continuar Leyendo

Ciencia y Tecnología

Productos de limpieza contaminan tanto como los coches

Productos de limpieza para el hogar, pesticidas, pinturas y perfumes, ya contaminan el aire tanto como las emisiones de los vehículos de motor, por su contenido en derivados del petróleo.

Según una nueva evaluación de la NOAA (National Oceanic and Atmospheric Administration) de Estados Unidos, las personas consumen mucho más combustible que los compuestos a base de petróleo en productos químicos, unas 15 veces más en peso. Aun así, las lociones, pinturas y otros productos contribuyen tanto a la contaminación del aire como lo hace el sector del transporte, afirma el autor principal, Brian McDonald, científico de CIRES que trabaja en la División de Ciencias Químicas de NOAA.
En el caso de un tipo de contaminación -pequeñas partículas que pueden dañar los pulmones de las personas- las emisiones formadoras de partículas de los productos químicos son aproximadamente dos veces más altas que las del sector del transporte, descubrió su equipo. McDonald y colegas de NOAA y varias otras instituciones informan sobre sus resultados este jueves en la revista ‘Science’.

A medida que el transporte se vuelve más limpio, esas otras fuentes se vuelven más y más importantes -advierte McDonald-. Las cosas que utilizamos en nuestra vida cotidiana pueden afectar a la contaminación del aire”. Para la nueva evaluación, los científicos se centraron en compuestos orgánicos volátiles o COV, que pueden penetrar en la atmósfera y reaccionar para producir ozono o partículas, ambos regulados en Estados Unidos y en muchos otros países debido a los impactos en la salud, incluido el daño pulmonar.

Quienes viven en ciudades y suburbios suponen que gran parte de la contaminación que respira proviene de las emisiones de automóviles y camiones o de las bombas de gas con fugas, puesto que fue así en las últimas décadas. Pero los reguladores y los fabricantes de automóviles hicieron cambios que limitan la contaminación de los motores, los combustibles y los sistemas de control de la contaminación.

Así que McDonald y sus colegas reevaluaron las fuentes de contaminación atmosférica clasificando estadísticas recientes de producción química recopiladas por industrias y agencias reguladoras, realizando mediciones detalladas de la química atmosférica en el aire de Los Ángeles y evaluando las mediciones de la calidad del aire interior realizadas por otros.

UNA POLUCIÓN DE DOS A TRES VECES SUPERIOR A LA ESTIMADA
Los científicos concluyeron que, en Estados Unidos, la cantidad de compuestos orgánicos volátiles emitidos por productos de consumo e industriales es en realidad dos o tres veces mayor que la estimada por los inventarios actuales de contaminación del aire, que también sobreestiman las fuentes vehiculares.

Por ejemplo, la Agencia de Protección Ambiental estima que aproximadamente el 75% de las emisiones de COV (en peso) provienen de fuentes vehiculares, y alrededor del 25% de productos químicos. El nuevo estudio, con su evaluación detallada de estadísticas actualizadas de uso de productos químicos y datos atmosféricos anteriormente no disponibles, acerca la división a 50-50.

El impacto desproporcionado en la calidad del aire de las emisiones de productos químicos se debe en parte a una diferencia fundamental entre esos productos y los combustibles, apunta la científica atmosférica de la NOAA Jessica Gilman, coautora del nuevo documento.

La gasolina se almacena en contenedores cerrados, con suerte herméticos, y los COV en la gasolina se queman para obtener energía -explica-. Pero los productos químicos volátiles que se usan en solventes comunes y productos para el cuidado personal literalmente están diseñados para evaporarse. Usas perfume o usas productos perfumados para que tú o tu vecino puedan disfrutar del aroma. No lo haces con gasolina”.

Escribe tu comentario

Comentarios

Continuar Leyendo
Publicidad
Publicidad

Facebook

Publicidad

Encuesta

¿Quién ganará la candidatura para el distrito 12 por el PAN?

Lo más compartido

Lo más visto