Conecta con nosotros

Ciencia y Tecnología

Escuchar música en el trabajo puede empeorar tu desempeño

Muchos escuchamos música en el trabajo pensando que nos ayudará a concentrarnos en la tarea pendiente. De hecho, investigaciones recientes prueban que la música puede tener efectos positivos sobre la creatividad, pero cuando se trata de otras áreas de desempeño, el impacto que genera la música de fondo es mucho más complicado.

La idea de que escuchar música en el trabajo beneficia la productividad tiene sus raíces en el llamado “efecto Mozart”, efecto que ganó atención mediática a comienzos de los años 90. Dicho de manera sencilla, este efecto se refería al descubrimiento de que el rendimiento de rotación espacial (rotación mental de una forma tridimensional para determinar si coincide con otra o no) se incrementaba inmediatamente tras escuchar la música de Mozart, en comparación a las instrucciones de relajación o del silencio total. Tal fue la atención que recibió este descubrimiento que el entonces senador de Georgia, Zell Miller, propuso regalar cassettes gratuitos con música de Mozart, a potenciales padres.
Estudios posteriores a este han arrojado dudas sobre si la música de Mozart produce por necesidad este efecto: un “efecto Schubert”, un “efecto Blur” e incluso un “efecto Stephen King” (su audiolibro en lugar de su canto) han sido observados. Además, los músicos podrían mostrar el efecto al imaginar la música en lugar de escucharla realmente.

De esta manera, las investigaciones sugirieron que el “Efecto Mozart” no se debía a su música como tal, sino a los niveles óptimos de ánimo y excitación presentados en la gente: se convirtió en el “efecto de ánimo y exitación”.

Desafortunadamente, la mayoría de situaciones en las que el efecto de ánimo y excitación se presentaba, eran poco realistas ¿De verdad escuchamos música, luego la apagamos, y después nos concentramos en nuestro trabajo en silencio? o ¿es más probable que pongamos nuestra música favorita de fondo? Hace 40 años se investiga cómo el sonido afecta el desempeño, observado a través de un fenómeno llamado el efecto irrelevante de sonido. Básicamente, ese efecto señala que el desempeño se empobrece cuando la tarea se realiza con un sonido de fondo (un sonido irrelevante que estás ignorando), en comparación a cuando se desarrolla en silencio.

Para estudiar el efecto irrelevante de sonido, los participantes deben completar unas tareas sencillas que implican recordar números o letras en el orden exacto en el que las vieron, algo similar a tener que recordar un número de teléfono cuando no tienes donde apuntarlo. En general, las personas logran esto practicando en voz alta o susurrando. La parte engañosa es lograr hacer esto ignorando todo el ruido de fondo.

Dos características claves del efecto irrelevante de sonido se requieren para su observación. Primero, la tarea requiere que la persona haga uso de sus habilidades de práctica, y segundo, el sonido debe contener una variación acústica; por ejemplo, sonidos como “n, r, p” como opuesto a “c, c, c”. Cuando el sonido no tiene muchas variaciones acústicas, el desempeño en la realización de la tarea se acerca al observado en condiciones de silencio. Curiosamente, no importa si a la persona le gusta o no lo que oye. El desempeño es igual de pobre.

El efecto de sonido irrelevante viene del esfuerzo de procesar dos fuentes de información al mismo tiempo: una por la tarea pendiente y otra por el sonido. Desafortunadamente, sólo el primero exige un desempeño exitoso que incluye recordar una serie, y el esfuerzo invertido en garantizar que no se procese la información irrelevante en forma de sonido, impide esta habilidad.

Un conflicto similar se presenta cuando se lee en presencia de música lírica. En esta situación, las dos fuentes de palabras (de la tarea y el sonido) entran en conflicto. El costo subsecuente es un desempeño más pobre en la lectura en presencia de música con letra.

Escribe tu comentario

Comentarios

Continuar Leyendo
Publicidad

Ciencia y Tecnología

¿Tu pareja invade tus redes sociales? Tienes que leer esto

Las redes sociales se han convertido en un punto de control hacia la pareja, en donde se manifiesta un dominio sobre qué publicar o evitar en sus cuentas, consideró el especialista de la Facultad de Psicología de la UANL, Guillermo Rocha González.

El experto de la Universidad Autónoma de Nuevo León (UANL) estimó que, de 10 parejas, al menos cuatro invaden la privacidad de la otra, y esto se presenta por igual tanto en el noviazgo como en el matrimonio y lo cometen hombres y mujeres, de forma indistinta.

“La invasión de la privacidad se da por igual, pero se asume de alguna manera en el matrimonio, como si fuera válido hacerlo o debería de serlo”, expuso el coordinador del Departamento de Atención a Urgencias Psicológicas de la UANL.

Dentro de esta problemática, agregó, hay algo que es muy frecuente y se trata del comportamiento pasivo-agresivo.

“Aquí, alguien de la pareja toma actitudes como ‘tú tienes la libertad de manejar tus redes sociales cómo quieras, darle me gusta en las publicaciones a quién quieras, y lo acepto y me aguanto”, comentó.

Externo que luego “aparece la reacción pasiva: ‘pero a la vez me siento triste y lloro en mi casa muy seguido; es decir, te estoy culpando de cómo me siento, te dejo, pero me duele lo que haces y después, si sabes que me está doliendo, por qué lo sigues haciendo´, y aquí está la parte agresiva”.

“Se vuelve una forma de generar chantaje, manipulación y control sobre la otra persona”, dijo.

Opinó que uno de los principales factores que influyen es la inseguridad, en donde todo lo que se acerque a la pareja representa una amenaza o un riesgo.
En este caso, dijo, alguien de la relación se empieza a comparar y se hace ciertas preguntas: “¿qué pasa si mi pareja se da cuenta que no soy tan bueno?” o “¿qué sucedería si no soy mejor que alguien más con quien habla frecuentemente?”, entre otras.

Otra causa, continuo, es decirle a la pareja qué sí y qué no debe hacer: por ejemplo, pedirle que sólo acepte a ciertos amigos en sus redes sociales.

Advirtió que “en este caso hay un chantaje emocional o una codependencia, ya que alguien de la pareja dice: ‘yo quiero que el otro esté bien, para yo estar bien, y si el otro está mal, yo me voy a sentir muy mal´, y aquí inicia el tema del aislamiento”.

Rocha González comentó que algo común que asume una persona de la relación es guardarse ese enojo y no externárselo a su pareja por el control que tiene sobre ella. Y la afectada comienza a hacerse pensamientos como “no valgo nada”, “no tengo una libertad”.

Ante esta dificultad, alertó, aparecen cuadros de ansiedad, de depresión, de trastornos de alimentación, de aislamiento y dificultad o exceso en el dormir.

“Creo que la confianza podría estar así, cuando se comparten las contraseñas o cuando no hay por qué tener la contraseña del otro y uno puede confiar, y lo ideal sería cuando los dos están de acuerdo en cómo manejar esa situación “, expresó.

Escribe tu comentario

Comentarios

Continuar Leyendo

Ciencia y Tecnología

Diseñan avión hipersónico que uniría a Beijing y NY en dos horas

Un equipo de científicos chinos ha diseñado un avión hipersónico que podría conectar Beijing, la capital china, y Nueva York, Estados Unidos, en dos horas, a una velocidad de más de seis mil kilómetros por hora.

El avión viajaría a una velocidad hipersónica, es decir, a más de seis mil kilómetros por hora, según el equipo de investigación, que también está involucrado en el programa de armas hipersónicas de alto secreto de China.

“Llevará solo un par de horas viajar de Beijing a Nueva York a una velocidad hipersónica”, explicó el equipo liderado por Cui Kai de la Academia de Ciencias de China en un artículo científico reproducido por el diario hongkonés South China Morning Post.

En la actualidad, un avión de pasajeros tarda aproximadamente 14 horas para recorrer los 11 mil kilómetros que separan ambas ciudades.

El equipo en el Laboratorio Clave de Dinámica de Gas a Alta Temperatura de la academia, dependiente del Instituto de Mecánica, ha bautizado al nuevo vehículo hipersónico el “I-plane”.
Se trata de un diseño biplano, similar a los utilizados durante la Primera Guerra Mundial, con el objetivo de que pueda manejar una carga significativamente más pesada que otros vehículos hipersónicos que tienen una forma aerodinámica y alas delta, precisaron los investigadores.

El equipo de científicos ha probado el aparato, un modelo a escala, en un túnel de viento que también se utilizó para realizar evaluaciones aerodinámicas de los últimos prototipos de armas hipersónicas en China.

La prueba ha consistido en lanzarlo a una velocidad siete veces superior a la del sonido -mil 235 kilómetros por hora- y, “sorprendentemente”, han comprobado que funcionaba correctamente.

Países como China y Estados Unidos están desarrollando armas hipersónicas, así como vehículos hipersónicos que les permitirían penetrar con cierta facilidad en el sistema de defensa antimisiles de otro país.

Los vehículos hipersónicos en los que se trabaja actualmente se encuentran en una etapa experimental ante los grandes desafíos tecnológicos que existen y, de momento, ninguno de ellos puede transportar pasajeros.

Escribe tu comentario

Comentarios

Continuar Leyendo

Ciencia y Tecnología

Jeff Bezos construye reloj para medir el tiempo en los próximos 10 mil años

Jeff Bezos, el multimillonario fundador de Amazon, inició la construcción de un gigantesco reloj en un terreno de su propiedad dentro de una montaña del suroeste de Texas, cerca de la frontera con México, con la intención de que se mantenga en funcionamiento a lo largo de 10 mil años.

El reloj, de una altura de 152 metros, será impulsado por los ciclos térmicos de la Tierra, sincronizados al mediodía solar para medir el tiempo con exactitud, explicó Bezos en un mensaje en su cuenta oficial de Twitter, en donde colocó también un corto video que muestra aspectos de la construcción.

“Es un reloj especial, diseñado para ser un símbolo, un ícono para el pensamiento a largo plazo”, dijo al proporcionar más información en un blog oficial.

“Tal como lo veo, los humanos estamos ahora lo suficientemente avanzados tecnológicamente como para poder crear no solo extraordinarias maravillas sino también problemas a escala de civilización”, escribió Bezos en el sitio de internet creado para el proyecto. “Es probable que necesitemos más pensamiento a largo plazo”.

El proyecto, inicialmente concebido por el inventor, científico y empresario Danny Hillis en 1989 e impulsado con la formación de la Fundación “Long Now”, ha estado en proceso durante años con el objetivo de crear un reloj que mantenga el tiempo preciso, a lo largo de 10 mil años.

Bezos ha respaldado el proyecto durante una docena de años y se comprometió a invertir al menos 42 millones de dólares en el mismo.

En el diseño y construcción del reloj han trabajado también instituciones como el Jet Propulsion Laboratories de la NASA. Las computadoras del laboratorio calcularon la posición del Sol todos los días al mediodía para ayudar a mantener el reloj preciso durante milenios.

El reloj sonará todos los días con un sonido de campana diferente. Y tendrá varias cámaras “aniversario” donde se exhibirán pantallas para celebrar diferentes eventos en la historia. La cámara de un año tendrá un modelo del sistema solar y todas las sondas espaciales del siglo XX, según el sitio de internet del proyecto.
El reloj tardara aún varios años más en entrar en operación, pero una vez que lo haya hecho, los visitantes tendrán que hacer un arduo viaje para llegar allí.

La montaña donde se está construyendo está ubicada en un terreno de 67 mil hectáreas en el suroeste de Texas a unos 60 kilómetros de territorio mexicano, donde Bezos planea construir un futuro puerto espacial para el lanzamiento de los cohetes de su compañía Blue Origin.

La zona ubicada en el condado de Culberson, cerca de la comunidad de Van Horn, es una de las áreas más remotas de Estados Unidos.

Escribe tu comentario

Comentarios

Continuar Leyendo
Publicidad
Publicidad

Facebook

Publicidad

Encuesta

¿Quién ganará la candidatura para el distrito 12 por el PAN?

Lo más compartido

Lo más visto