Conecta con nosotros

Nota Principal

Enfrentarán comunidades indígenas el invierno sin cosecha de maíz

Published

on

Bacajípare, Urique, Chihuahua.- Este año las cosechas de maíz y frijol escasearon tanto que las comunidades indígenas de la Sierra Tarahumara deberán enfrentar el invierno sin esa reserva de alimentos tan importante; la pobreza alimentaria en este caso, es propiciada por las condiciones climáticas, ya que a pesar de todo el trabajo que requiere un cultivo, cientos de familias no obtuvieron las cosechas que esperaban y en muchísimos casos, ni siquiera lo suficiente para sobrevivir el invierno.

Cada año, la comunidad rarámuri de Bacajipare del municipio de Urique junto con
otras comunidades de la región y con el acompañamiento de Consultoría Técnica Comunitaria (CONTEC) hacen esta celebración; este 2017, realizaron la XIII Fiesta del Maíz.

El jueves pasado (30 de noviembre) comenzaron a llegar autoridades y habitantes de casi una decena de comunidades rarámuri de la zona de la Barranca del Cobre, de los municipios de Urique, Carichí y Bocoyna, para celebrar el final del ciclo agrícola, los logros obtenidos y pedir a Onorúame que bendiga el próximo ciclo con lluvia y una abundante cosecha.

El viernes por la mañana se realizó el saludo a la Cruz, que consiste de persignarse ante ella desde los cuatro puntos cardinales y saludar a todas las personas que atienden la ceremonia; luego, las y los gobernadores indígenas y otras autoridades tradicionales presentes, hablan ante la concurrencia y se da la palabra para quien quiera decir o agradecer algo ante la Cruz.

Durante todo el día y parte de la tarde, las comunidades hablaron de las actividades de defensa que llevaron a cabo durante el año; este 2017, los principales temas fueron: la defensa del territorio, la defensa del derecho al agua y al medio ambiente frente a la tala inmoderada del bosque.

Fueron integrantes de las comunidades de Bacajípare, Huetosachi, Cuiteco, El Churo, Bosques de San Elías Repechique, Tewerichi, Norogachi, San Alonso y Mogotavo, quienes se reunieron en el Salón Comunitario, donde un representante de cada una de las comunidades mencionadas, habló a las y los asistentes sobre las acciones de defensa que realizaron durante el último año.

Entre los logros destacan: la sentencia de la Segunda Sala Civil del Supremo Tribunal de Justicia del Estado de Chihuahua, que reconoció a la comunidad de Huetosachi los derechos de propiedad sobre su territorio ancestral y que había sido reclamada bajo amparo por un particular.

También se celebró haber logrado después de más de 5 años de lucha, la clausura del vertedero de aguas negras del Hotel Mirador, ubicado en Areponapuchi que afectó seriamente a la comunidad de Bacajípare. Entre los niños presentes hubo algunos que sufren en su rostro las huellas de este agravio; también este año se obtuvo el primer pago del Fideicomiso para la comunidad Bosques de San Elías Repechique, luego de que ganaran un amparo ante la construcción del Aeropuerto de Creel por el Gobierno del Estado, violando el derecho a la consulta libre, previa e informada de la comunidad.

Bosques de San Elías Repechique, también obtuvo este año la suspensión de permisos de aprovechamiento forestal en su territorio, gracias a un amparo y diversas manifestaciones pacíficas que la comunidad realizó para impedir que se sigan talando árboles desmedidamente en sus tierras.

CONTEC ha acompañado y asesorado jurídicamente a las comunidades en todas estas luchas, dando además otros servicios a las comunidades, como la promoción de la economía campesina y la gobernabilidad en comunidades indígenas y ejidos forestales de la Sierra Tarahumara, mediante la capacitación, la asesoría técnica y la defensa de los derechos de las comunidades.

Además, cada año, la organización realiza una encuesta sobre las cosechas de maíz y frijol que levantan las comunidades y esta información es devuelta a ellos mismos, para que sus integrantes estén al tanto de la situación que como comunidad viven y que muchas veces, son similares en diversos aspectos. Este año, por ejemplo, la escasez del maíz.

El segundo tema importante de la reunión fue la cosecha del maíz: este año fue preocupante la escasez del vital alimento, ya que las comunidades indígenas sólo lo cultivan para su autoconsumo, y al carecer de él, se ve seriamente comprometida la garantía de alimentación durante el próximo invierno.

Las principales causas de la falta de cosecha de maíz este año que se detectaron por las comunidades fue la falta de lluvias, la deforestación y el cambio climático; según manifestaron las comunidades, este año llegaron muy tarde las primeras lluvias y se fueron muy temprano, dejando tras de sí, milpas siniestradas o mazorcas infantiles en las cosechas; como es bien conocido, el maíz es la base de la alimentación de estas comunidades: las tortillas, los tamales, las gorditas, el pinole, son platillos que todos los días consumen las y los integrantes de las comunidades.

El cambio climático y la deforestación de los bosques causan la falta de lluvia y por ende, se afecta directamente la alimentación de las comunidades que viven de la tierra; así es como el cultivo del maíz se convierte en otra forma de resistencia de las comunidades indígenas, que luchan por conservar su cultura y su estilo de vida, íntimamente ligados a los ciclos agrícolas: el maíz entonces, es un aspecto de la identidad indígena, pues su cultivo ha permitido su sobrevivencia hasta el día de hoy y su uso y aprovechamiento, encierra diversos aspectos de la cultura rarámuri.

Es así que el próximo invierno será una época de incertidumbre para las comunidades indígenas de la Sierra Tarahumara: la falta de cosechas de maíz, tambalea la seguridad alimentaria de miles de familias, por lo que muchas de ellas deberán migrar a donde puedan trabajar o pedir apoyos de semilla y despensas a las instancias públicas, haciéndose cada vez más dependientes del Estado Mexicano y acercándose un poco más a la pérdida de su cultura, que fundamentalmente se apega a vivir de la tierra.

Sin embargo, esto no merma el ánimo de las comunidades: la fiesta del maíz es precisamente, para pedir bendiciones a Onorúame, para que llueva y el próximo año haya una mejor cosecha, dándoles la oportunidad de conservar su estilo de vida y su cultura; dándoles la oportunidad de continuar viviendo en las barrancas y en los bosques, entregándose a su otra religión que pasa casi inadvertida por el resto de la población mexicana: el trabajo de la tierra.

Pero en medio de toda la adversidad, la violencia y el infortunio, el ambiente sigue siendo de fiesta: las mujeres y los hombres enseñan con orgullo el fruto de su trabajo: maíces azules, blancos, blandos y duros; papas, quelites y frijol; orejones de durazno, hierbas medicinales, wares y pulseras, aretes y llaveros y toda clase de artesanía.

El colorido parece anteponerse ante la desesperanza, así como el trabajo y la gestión incansable de las comunidades, pues les fortalece y nutre la lucha que durante décadas han librado en los tribunales para ser reconocidos como dueños legítimos de sus tierras y como guardianes herederos de los bosques.

Esta fiesta se celebró también, en el marco del cumplimiento de 18 años de CONTEC, acompañando la ardua lucha plagada de sufrimientos y logros de las comunidades.

Escribe tu comentario

Comentarios

Nota Principal

Unos 500 niños inmigrantes de más de dos mil ya fueron reunidos con sus padres

Published

on

Unos 500 niños migrantes, de los dos mil 340 que en las últimas semanas fueron separados de sus padres en la frontera de Estados Unidos con México, ya han sido reunidos con sus padres, aseguraron funcionarios del Departamento de Seguridad Nacional (DHS) a la cadena de televisión NBC News.

Un funcionario del DHS dijo que las diferentes dependencias federales estaban trabajando este viernes para establecer un proceso de reunificación centralizado para el resto de los niños separados y sus familias en el Centro de Detención de Port Isabel, en el extremo sureste de Texas.
El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, emitió el miércoles pasado una orden ejecutiva para poner fin a la separación de niños de padres migrantes, detenidos como parte de su política de cero tolerancia a quien cruce la frontera de manera ilegal.
La administración Trump no había dicho anteriormente cuántos niños se podrían haber reunido con sus familias, pero los padres han compartido historias de no saber dónde están sus hijos durante semanas y un exfuncionario de Inmigración y Aduanas dijo a NBC News que algunas separaciones pueden ser permanentes.
“La orden de Trump nos deja con más preguntas que respuestas: ¿cómo garantizar que los niños regresen sanos y salvos a sus padres? ¿Cuándo?, ¿dónde están detenidos?, ¿en qué condiciones?, ¿qué cuidados están recibiendo?”, escribió el senador demócrata Tim Kaine, en un mensaje en Twitter.

Escribe tu comentario

Comentarios

Continuar Leyendo

Nota Principal

México también separa familias de indocumentados centroamericanos

Published

on

By

La política migratoria “Cero tolerancia” implementada por Estados Unidos para separar a las familias de indocumentados ha causado indignación para el gobierno mexicano; sin embargo, México también realiza esa práctica con las familias que no tienen papeles.

De acuerdo con un reporte del diario Reforma, las familias migrantes que cruzan la frontera sur de forma ilegal son detenidas y los niños son separados de sus padres para ser llevados a diferentes estaciones del Instituto Nacional de Migración (INM).

El consejo ciudadano del INM señala que en la mayoría de los centros migratorios que han visitado los niños, niñas y adolescentes son separados de sus familias aunque pueden encontrarse con sus familiares en algunos momentos del día.

Tan sólo en 2017, 10 mil 740 niños fueron detenidos en estaciones migratorias del país, según la Unidad de Política Migratoria de la Secretaría de Gobernación.

Asimismo, el programa de Derechos Humanos de la Universidad Iberoamericana aclaró que la Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados tiene detenidos a 3 mil 488 que pidieron refugio a México en los últimos 9 meses.

El debate de las detenciones de menores radica en que según la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), no debe haber ningún menor recluido en las estaciones migratorias mexicanas; no obstante, tampoco pueden estar sin el resguardo de un adulto.

Agencias

Escribe tu comentario

Comentarios

Continuar Leyendo

Nota Principal

Mayo de 2018 es el mes más violento del que se tenga registro en México

Published

on

By

En mayo pasado 2 mil 890 personas fueron asesinadas en México. En promedio, se cometieron 93 homicidios diarios, casi cuatro víctimas por hora. Es la cifra más alta de la que haya registro oficial en nuestro país.

Con ello, la cantidad de personas asesinadas en los cinco primeros meses de 2018 asciende a 13 mil 298 víctimas. Es otro récord de violencia y un repunte, en apenas tres años, de más del 75% en la tasa de homicidios en México.

Los datos oficiales de incidencia delictiva actualizados por el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública arrojan que en mayo los estados reportaron, en total, 2 mil 890 víctimas de homicidio doloso. Por estos casos se iniciaron 2 mil 530 carpetas de investigación.

Estos números ubican a mayo como el mes con más homicidios desde 1998 (fecha más antigua de la que hay datos) desplazando a marzo pasado en el que se habían registrado dos mil 746 casos. Además, de abril a mayo de 2018, el promedio diario de homicidios creció de 90.7 casos a 93.2 asesinatos.

Los números reflejan una tendencia al alza en los homicidios que no ha podido detenerse sino que, al contrario, se ha pronunciado.

Mientras que de enero a mayo del año 2015 México registró 7 mil 170 víctimas de homicidio doloso, para el mismo periodo de 2016 fueron 8 mil 365, y en 2017 el registro fue de 10 mil 991. Las 13 mil 298 víctimas enero a mayo de este año significan que, en este periodo de apenas tres años, el total de víctimas de homicidio está cerca de duplicarse.

La tasa promedio nacional de homicidios de enero a mayo de este año asciende a 9.17 casos por cien mil habitantes, 75 por ciento superior a la tasa registrada en 2015 que era de 5.25 casos.

Los estados más violentos en lo que va de 2018 son Colima con 33.17 casos por cien mil habitantes (casi 4 veces más que el promedio nacional); Baja California con 29.47 casos por cien mil habitantes; Guerrero con 26.65 homicidios; Chihuahua con 17.16 casos y Guanajuato con una tasa de 16.88 casos.

Entre las entidades en las que han repuntado los asesinato en 2018 destaca el caso de Guanajuato que de enero a mayo acumula ya 1 mil 302 homicidios, cifra que equivale a un disparo de los asesinatos superior al 200 por ciento en un lapso de solo un año. En 2017 en este mismo periodo iban 575 homicidios en dicha entidad

El deterioro de la seguridad en Guanajuato se ha acelerado según lo muestran las cifras de violencia. En los primeros cinco meses de 2015 en dicho estado 351 víctimas de homicidio; para 2016 fueron 399; en 2017 crecieron a 575; y este año se han disparado a 1 mil 302. En un periodo de tres años la tasa de asesinatos en esa entidad se disparó de 5.5 a 16.8 casos por cien mil habitantes.

Otra entidad con un incremento notorio de la violencia es la capital del país. Ciudad de México ha pasado de contabilizar 341 víctimas de homicidio de enero a mayo de 2015 a 550 víctimas en el mismo periodo de este año. Esto representa que la tasa de homicidios entre ambos periodos pasó de 3.6 casos por cien mil habitantes a 5.5 casos, un alza del 53 por ciento.

Escribe tu comentario

Comentarios

Continuar Leyendo
Publicidad

Facebook

Publicidad
Publicidad

Lo más compartido

Lo más visto