Conecta con nosotros

La Columna de Segundo a Segundo

**Dinero de Chihuahua habría acabado en el PRI nacional *Beatriz Paredes en la mira *Peña contempló a Duarte para dirigir el partido en todo el país *Gamboa y Videgaray, también vinculados *Saquearon ollas, cuadros y hasta ceniceros *Panistas vinculados a corrupción Duartista *’Bertita’, hundida hasta el cuello

El dinero que Duarte saqueó de Chihuahua fue a parar a las elecciones para la jefatura de gobierno de la Ciudad de México, en específico para la campaña de Beatriz Paredes, ex dirigente nacional de ese partido y una de las piezas clave para ubicar el paradero de cerca de dos mil millones de pesos saqueados de Chihuahua.

 

Así lo señalan filtraciones hechas a periodistas de la Ciudad de México, las cuales explican como un modesto vendedor de autos usados como César Duarte pasó a darse lujos como conciertos privados con Juan Gabriel, ranchos, ganado y caballos pura sangre, así como botellas de vino de 86 mil pesos cada una.

 

El periodista Alejandro Paez Varela afirma en un artículo que luego de perder la gubernatura a manos de Javier Corral, “se acrecentó el gusto por la bebida” en el ahora prófugo de la justicia, y comenzó un descarado y vulgar saqueo que abarcó desde cuadros y bustos de bronce hasta ceniceros, cubiertos y muebles de baño, lo cual representa un saqueo no sólo al patrimonio económico de Chihuahua, sino también al cultural, pues desaparecieron cientos de vasijas de Mata Ortiz valuadas entre 3 mil y 5 mil dólares.

 

También habría sido robada una bandera tejida en hilo de oro, la cual al parecer fue reemplazada por una simple, con lo cual se perdió un tesoro propiedad del gobierno de Chihuahua, para uso en eventos públicos. Lo único que dejaron fueron los clavos y los pedestales.

 

Hoteles de lujo, viajes al extranjero para comitivas de hasta 30 personas (la mayoría ajenas a gobierno), viáticos excesivos e injustificados, pagos a proveedores, asesorías, conferencias y talleres por servicios que nunca se prestaron, fueron la constante durante la administración pasada. Luego intentaron obligar a los empleados medios a firmar facturas y así intentar justificar los gastos.

 

Como gratitud a la “generosidad” de Duarte Jáquez, el presidente Enrique Peña Nieto y la cúpula de su partido habrían considerado seriamente hacerlo dirigente nacional del PRI, apoyado por otros dos personajes clave en la trama: Luis Videgaray y Emilio Gamboa, ambos miembros fuertes del grupo que actualmente controla el poder, el cual estaría fuertemente vinculado.

 

Es por ello que Duarte está buscando desesperadamente regularizar su situación migratoria, gracias a la nacionalidad americana de sus hijas. También salta aquí el papel de Bertha Gómez, vinculada directamente a las irregularidades a diferencia de su homóloga veracruzana, quien ha logrado evadir la justicia.

 

Pero aquí no acaba. En la caja fuerte de César Duarte, resguardada en su casa de Parral, los agentes habrían recuperado una valiosa lista con nombres de funcionarios, periodistas y políticos, algunos de ellos vinculados al PAN. También hay muchos testigos protegidos, dos de ellos clave, quienes buscan desesperadamente librar la cárcel o al menos sacar un buen trato para librarla de la mejor manera posible. Jaime Herrera y Mario Trevizo serían estas piezas clave. Así las cosas.

Escribe tu comentario

Comentarios

Continuar Leyendo
Publicidad

Galerías de Fotos

El cartón del día / 23 de Noviembre

Escribe tu comentario

Comentarios

Continuar Leyendo

La Columna de Segundo a Segundo

**A Duarte lo traen chorreado con cateos *Ex gobernador encabeza red nacional de robavacas, hallan pruebas *Protector de Duarte busca ser fiscal general de México *Tres años y a Jaime no lo pelan *Karina Velázquez huele a desafuero *Lilia muerde de nuevo, ahora por sumisión del PRI a Corral *Analfabetas encabezan Secretaría de Cultura

César Duarte anda chorreado por el cateo a su rancho El Chorreras, en el municipio de Zaragoza, donde las autoridades habrían descubierto todavía más evidencias de enriquecimiento ilícito, peculado y otros delitos, pues al parecer descubrieron ganado robado de programas de apoyo a productores, en contubernio con el gobernador de Nayarit, Roberto Sandoval.

 

La Fepade informó el 30 de junio sobre la obtención de una orden de aprehensión en contra del ex gobernador priista por la presunta comisión de delitos electorales y el desvío de 14 millones de pesos en beneficio del Partido Revolucionario Institucional (PRI) en 2015, recursos que fueron descontados ilegalmente a los trabajadores del gobierno.

 

Duarte Jáquez obtuvo beneficios de ganaderos durante su administración a través de un Programa de Fomento Ganadero, Repoblación de Ganado, en 2015, lo que involucra al hermano del todavía Gobernador de Nayarit, a quien ya le siguen la pista autoridades norteamericanas. Dime con quién te juntas…

 

De acuerdo con las acusaciones de los perredistas, César Duarte compró 2 mil vaquillas provenientes de Nueva Zelanda y adquiridas del dinero público y de las cuales resultó beneficiado Ismael Sánchez Sandoval, ex coordinador de la campaña del presidente Enrique Peña Nieto en Nayarit, y Raymundo Sandoval Castañeda, hermano del Gobernador nayarita, como parte de una red en la que participan 10 personas al menos.

 

Parte del ganado tendría los “fierros” del repentinamente fallecido Carlos Hermosillo, ex diputado fuertemente ligado a los negocios públicos y privados del ex gobernador. El rancho donde fue encontrado es la cuarta propiedad de Duarte asegurada. El exgobernador sigue oculto y huyendo de la justicia mientras su partido y autoridades mexicanas lo protegen.

 

Entre los principales alcahuetes del ex gobernador se cuenta nada menos que el procurador general de la República, Raúl Cervantes, quien ahora pretende convertirse en el fiscal general transexenal para asegurarle al presidente Enrique Peña Nieto lo mismo que a todos los de su partido: impunidad a toda costa.

 

Una prueba clara es que la denuncia presentada el 23 de septiembre de 2014 por el activista y abogado Jaime García Chávez está por cumplir tres años sin que la pelen si quiera. Ya pasaron tres procuradores y no avanza ni tantito, la tienen congelada a pesar de estar anegada de pruebas sólidas. Justicia entre compas no es justicia.

 

Una prueba de que la amistad y la justicia no se llevan es el premio que se ha llevado la exdirigente del PRI y alfil de Duarte, Karina (canina, le dicen sus rivales) Velázquez, pues le hincó recio el diente a los salarios de los burócratas para engordar al partido que ella dirigía.

 

Pero ni con la presidencia del Congreso del Estado obsequiada por el PAN-gobierno es un manto inquebrantable de impunidad, ya que el poder judicial federal notificará en breve al Congreso una solicitud de la Fepade para su desafuero y que responda por sus transas, según informó la secretaria de la Función Pública, Stefany Olmos, quien no tiene injerencia legal en el tema, pues es de otra área.

 

Así se va dando el noviazgo entre PRI y PAN, el cual no sólo causa recelo entre la ciudadanía sino hasta en algunos priistas como Lilia Merodio ya hacen eco de lo evidente: la sumisión (no gratuita) del tricolor a la administración estatal. Tan acostumbrados se quedaron a amamantarse del poder que el color les vale gorro siempre y cuando haya lechita.

 

Se llevó a cabo la presentación del Festival Internacional Chihuahua 2017, que llegará por primera vez a los 67 municipios del estado y tiene como tema la migración. Sin embargo, lo que más llamó la atención no fue el elenco, sino los errores garrafales en el programa pues escribían “cede” en vez de “sede”, desconocen los acentos, y da muestra del semianalfabetismo que impera en la dependencia, empezando por sus mandos que no saben la o por lo redondo. Cheque lo que escriben en redes y sentirá frío de ver en manos de quién están las riendas de la cultura en Chihuahua.

Escribe tu comentario

Comentarios

Continuar Leyendo

La Columna de Segundo a Segundo

**Le quitan otro rancho a Duarte, pero juez lo protege *Robos, desvíos, transas y moches, pero Duarte sigue siendo protegido del PRI *”Oposición” de pacotilla en Chihuahua, ni criticar saben *Indignación política por el color de una culebra *Romance PAN-PRI lleva a Karina Velázquez a presidencia del Congreso

La Fiscalía aseguró otro rancho del exgobernador César Duarte. Esta vez se trata de El Chorreras, ubicado en el municipio de Zaragoza, como parte del proceso que se lleva en contra del ex mandatario, quien se encuentra prófugo en Estados Unidos desde que dejó el cargo.

 

Ya un juez federal había ordenado hace tres días devolver al exmandatario tres propiedades que habían sido incautadas el mes pasado en Parral y Balleza, pues si bien las autoridades actuales podrían utilizarlas, no contaban con permiso para disponer de ellas o los objetos encontrados en el interior.

 

Aunque hay información de que se encuentra escondido en Estados Unidos, el ex gobernador César Duarte es buscado en 190 países acusado por el desvío de 14 millones de pesos arrebatados a trabajadores para destinarlos ilegalmente a su partido, aunque hay también investigaciones pendientes por desvíos millonarios. El PRI protege al exgobernador y se ha negado a expulsarlo.

 

Escondido, escondido, pero se defiende. El exgobernador solicitó otro amparo que permitiría a su familia usar las propiedades, a pesar de la orden judicial sobre ellas. Los agentes las revisan en busca de más bienes robados, pues hasta las vajillas se llevaron, así como evidencia de más desfalcos. También solicitó un amparo para no ser aprehendido por la PGR, pues dice que no es cierto, que “a lo macho” no se robó nada.

 

El estado también litiga. La administración de Javier Corral impugnó la suspensión del juez para proteger sus propiedades pues, si es prófugo ¿cómo va a reclamarlas? Aparte lo que buscan es evidencia de delitos, lo cual no puede quedar legalmente en manos de quien presuntamente los cometió. Sería como darle a los asesinos el derecho de disponer legalmente de sus pistolas, nomás porque son suyas. El litigio apenas comienza.

 

El duartismo se enculebra. Los defensores del exgobernador César Duarte reaccionaron con furia y oligofrenia. En venganza por los atentados a las propiedades de su jefe, desplegaron una campaña a nivel estatal para criticar que los símbolos patrios con los que se decoran las ciudades del estado tengan la serpiente de color azul. Lo que nunca tomaron en cuenta es que son los mismos adornos de años pasados, simplemente volvieron a usarlos.

 

De este nivel es la “oposición” en Chihuahua, incapaz de hacer una crítica coherente a la administración por los fallos que sí tienen. También intentaron empujar el tema de que Corral es el sexto gobernador más rico de México… Queremos pensar que no son, que nomás se hacen por los compromisos con su patrón. Hasta ahora sólo Jaime García Chávez y algunos críticos de izquierda (insistimos, algunos) han logrado desmenuzar con agudeza los fallos de la actual administración.

 

Se odian pero se acarician. Mucho pleito contra los duartes, pero en el Congreso el romance entre PAN y PRI está más conmovedor que el de Jack y Rose en el Titanic (y se espera el mismo resultado). Ahora torren tomados de la mano mientras se hunde el barco del sistema político partidista, pero al final, cuando sólo uno quepa en la tabla, sólo uno la ocupará.

 

Karina Velásquez fue nombrada presidenta del Congreso, a pesar de la grave acusación por peculado electoral que pesa sobre ella por parte de la Procuraduría General de la República, la misma investigación que mantiene a Duarte a salto de mata. Ella fue dirigente del PRI durante la época de la transa, cercanísima al ex mandatario y, por lo visto, al actual también. El fuero la ha blindado. Este proceso también será largo.

Escribe tu comentario

Comentarios

Continuar Leyendo
Publicidad

Facebook

Publicidad
Publicidad
Rumbo a Rusia

Publicidad

Lo más compartido

Lo más visto