Conecta con nosotros

Salud y Bienestar

Descubren medicamento que permitiría comer sin engordar

Published

on

Un investigación científica de la Universidad de Yale, Estados Unidos derivó en el descubrimiento de un medicamento que permitiría comer sin engordar. Durante la investigación los científicos pretendían criar ratones con obesidad mórbida alimentándolos con una dieta alta en grasas.

Sin embargo, durante el proceso editaron dos genes que parecían proteger a los ratones durante el proceso y les impedían ganar peso.

El equipo científico está conformado por Anne Eichmann; profesora de cardiología y Feng Zang, quienes realizaron modificaciones en la composición genética de los ratones y a pesar de ello los roedores no ganaron peso, informó Nature.

Al notar la falta de ganancia de peso, los científicos detuvieron el experimento y estudiaron las causas. Encontraron que dos genes en particular habían causado un cambio único y crucial en el intestino: había aplastado ciertos ‘portales’ capilares linfáticos, llamados ‘lacteales’.

Los leactales actúan como portales para la entrada de grasas que los convierten en energía o los almacenan en forma de grasa. Cerrando esos portales se previene por completo la ganancia de peso.
Lee también: Obesidad obliga a más de mil personas a estar en tratamiento

Este procedimiento no se puede realizar tal cual en humanos por razones éticas (no está permitido legalmente modificar los genes humanos) pero se podrían crear maneras de desencadenar el mismo efecto en los leactales.

Dentro de los medicamentos existentes, uno en específico tiene ya ese efecto y se emplea para el tratamiento del glaucoma. Ahora los científicos pretenden monitorear el comportamiento de los leactales en las personas que emplean ya este medicamento.

Escribe tu comentario

Comentarios

Continuar Leyendo
Publicidad

Salud y Bienestar

El exceso de peso en las mochilas sí daña la salud de los niños

Published

on

El peso de las mochilas de útiles escolares no debe exceder el 10 por ciento del peso de los niños para evitar riesgos de lesiones, advirtieron especialistas del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) con motivo del inicio del ciclo escolar el próximo lunes.

Exhortaron a los padres de familia a vigilar que la “carga” en mochilas no exceda esos kilogramos, y que ésta sea confortable y de preferencia tenga ruedas para trasladarla.
Afirmaron que, a largo plazo, un peso excesivo puede ocasionar problemas en la salud como deformaciones en la columna, malas posturas al caminar y otros trastornos del sistema músculo esquelético.

El jefe de Ortopedia del Hospital General Regional No.1 “Morelos”, en el estado de Chihuahua, Adrián Rodríguez, explicó que si por ejemplo el niño pesa 30 kilogramos, su mochila no deberá sobrepasar los tres kilogramos.

Recomendó que las mochilas tengan correas anchas y acojinadas, proporcionales a la talla de los pequeños, para que no les queden holgadas, de forma que, al ajustarse a su espalda, queden cinco centímetros arriba de la cintura.

También, sugirió que la carguen con las dos correas para distribuir el peso en ambos hombros, así como evitar que transporten artículos innecesarios.

Los daños pueden aparecer años después, haciéndolo propenso a lesiones en la columna, cadera o rodillas, que, si no se detectan o tratan a tiempo, pueden tener consecuencias irreversibles.

Recalcó que es muy importante cuidar las condiciones en las que el escolar carga sus materiales, ya que, dijo, es común que para compensar el equilibrio con relación al peso de la mochila, el infante se encorve hacia adelante al momento de caminar, situación que puede ocasionar mayor contractura.
El especialista del IMSS recomendó que los menores de edad sean sometidos a valoración periódica.

Escribe tu comentario

Comentarios

Continuar Leyendo

Salud y Bienestar

Hallan pesticida cancerígeno en cereales para niños

Published

on

By

Decenas de marcas conocidas de cereales contienen un tipo de pesticida que está considerado cancerígeno, denunció el Grupo de Trabajo Ambiental (EGW, en sus siglas inglés) en un estudio publicado hoy.

Esta organización ecologista analizó 45 productos hechos de avena y determino que todos menos dos tenían rastros de glifosato, un herbicida que puede causar cáncer en animales y “probablemente” en humanos, de acuerdo a la Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer.

De esos, 31 tenían niveles por encima de lo que los científicos de EWG consideran seguros para los menores, que es de 0.01 miligramos por día.

Entre los productos que tenían rastros de glifosato se encuentran las marcas Cheerios, Quaker Old Fashioned Oats, Quaker Dinosaur Egg Instant Oats y Back to Nature Classic Granola, informó el canal de televisión CBS News, en base a los resultados del informe.

En un comunicado, el presidente de EWG, Ken Cook, lamentó el hallazgo:

“Crecí comiendo Cheerios y Quaker Oats mucho antes de que estuvieran contaminados con glifosato. Nadie quiere comer un herbicida para el desayuno, y nadie debería tener que hacerlo”, señaló.

El 10 de agosto, un jurado de California condenó a la multinacional Monsanto a indemnizar con 289 millones de dólares a un hombre que aseguraba que el cáncer terminal que padecía se debe a su exposición a un producto con glifosato.

Monsanto ha defendido el producto y ha afirmado que el glifosato “es seguro para el uso humano”.

Tras el fallo, uno de los vicepresidentes de Monsanto, Scott Partridge, anunció que apelarán la decisión judicial y dijo que “más de 800 estudios y revisiones -y conclusiones de la Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos, el Instituto Nacional de Salud de Estados Unidos y autoridades regulatorias en todo el mundo- apoyan el hecho de que el glifosato no causa cáncer”.

El glifosato ha generado una gran controversia en todo el mundo por los presuntos efectos perjudiciales tanto para la salud de las personas como para las tierras rociadas con productos que lo contienen.

Escribe tu comentario

Comentarios

Continuar Leyendo

Salud y Bienestar

¿Por qué te duele la cabeza al comer azúcar?

Published

on

By

¿Te ha pasado que después de disfrutar de ese helado doble de chocolate terminas con un terrible dolor de cabeza? Este mal tras comer azúcar es experimentado por algunas personas y, aunque parezca una dolencia pasajera que se puede calmar con una aspirina, es importante no ignorarla, pues detrás de ella podría estar algún padecimiento.

Si alguna vez te has preguntado por qué te duele la cabeza al comer azúcar, ¡ha llegado el momento de despejar tus dudas!

Dieta baja en calorías
Cuando una persona sigue un dieta muy restrictiva y baja en calorías, pero de repente consume alimentos con altas dosis de azúcar puede sufrir de dolor de cabeza. ¿La razón?
Todo lo dulce está compuesto por carbohidratos o azúcares simples que pueden provocar picos glucémicos, es decir que se disparen los niveles de glucosa en la sangre.
Y como el azúcar se absorbe fácil y llega rápidamente hacia la sangre, provoca presión en las arterias, dificultando la circulación sanguínea y el paso de oxígeno al cerebro.

Hiperglucemia
De acuerdo con especialistas de Mayo Clinic, la hiperglucemia es el nivel alto de azúcar en la sangre que afecta a las personas con diabetes. Y uno de los síntomas es el dolor de cabeza. En este caso, cuando la persona con diabetes rebasa su dosis de azúcar, puede experimentar cefalea.

Diabetes tipo 2
La diabetes tipo 2 se da cuando el páncreas no produce la insulina necesaria para regular los niveles de glucosa en la sangre. Una de las señales de alerta de esta enfermedad es el dolor de cabeza y los mareos después de comer azúcar.
Si has notado que al comer azúcar sientes dolor de cabeza, no dudes en acudir con tu médico lo antes posible para que te cheque y determine la causa. Cuida tu dieta, reduce tu consumo de azúcar y lleva un estilo de vida saludable. Tu bienestar está en tus manos.

Agencias

Escribe tu comentario

Comentarios

Continuar Leyendo
Publicidad

Facebook

Publicidad
Publicidad

Lo más compartido

Lo más visto