Conecta con nosotros

Ciencia y Tecnología

Desarrollan piel electrónica autorreparable y reciclable

Published

on

Investigadores de la Universidad de Colorado (CU) en Boulder, Estados Unidos, han desarrollado un nuevo tipo de “piel electrónica” maleable, autorreparable y totalmente reciclable que tiene aplicaciones que van desde la robótica y el desarrollo protésico hasta mejores dispositivos biomédicos.

La piel electrónica, conocida como e-skin, es un material fino y translúcido que puede imitar la función y las propiedades mecánicas de la piel humana.

A diferencia de otras pieles electrónicas, e-skin tiene sensores integrados para medir la presión, temperatura, humedad y flujo de aire, detalla el profesor Jianliang Xiao del departamento de Ingeniería Mecánica, quien dirige la investigación junto con el profesor Wei Zhang del departamento de Química y Bioquímica.

Esta piel electrónica tiene varias propiedades distintivas, que incluyen un nuevo tipo de polímero de red dinámico unido covalentemente, conocido como poliimina, que se mezcla con nanopartículas de plata para mejorar la resistencia, conductividad y mayor estabilidad química.

“Lo que es único aquí es que la unión química de poliimina que utilizamos permite que la e-skin sea autorreparable y totalmente reciclable a temperatura ambiente, afirma Xiao. Teniendo en cuenta los millones de toneladas de residuos electrónicos generados en todo el mundo cada año, el que sea reciclable la e-skin tiene un buen sentido económico y ambiental”.

El trabajo de investigación fue publicado en Science Advances. Los coautores del estudio incluyen Zhanan Zou y Yan Li, de Ingeniería Mecánica, y Chengpu Zhu y Xingfeng Lei, de Química y Bioquímica. El estudio fue financiado en parte por la Fundación Nacional de Ciencia.

Escribe tu comentario

Comentarios

Continuar Leyendo
Publicidad

Ciencia y Tecnología

Alto consumo de azúcares reduce fertilidad: estudio

Published

on

Nada con exceso, todo con medida no solo aplica a las bebidas alcohólicas. Además de reducir la esperanza de vida, el alto consumo de azúcares también puede afectar la capacidad reproductiva de ésta y de futuras generaciones, sugiere un estudio encabezado por Juan Miranda Ríos, del Instituto de Investigaciones Biomédicas (IIBm) de la UNAM.

El especialista revisó los efectos del alto consumo de azúcares en el organismo utilizando como modelo de estudio al gusano Caenorhabditis elegans (C. elegans), que comparte 60 por ciento de sus genes con los del humano, especialmente los que tienen un equivalente en el control de la producción y utilización de azúcares y grasas.

Esto permitió a Miranda Ríos y su equipo (formado por el estudiante Jonathan Alcántar Fernández, con la colaboración de Rosa E. Navarro y Ana María Salazar) observar los efectos no sólo en la generación que consume azúcares en altas cantidades, sino en sus descendientes, en los que encontró una reducción en la capacidad de reproducción de hasta 50 por ciento, según lo explica un comunicado de la máxima casa de estudios.

Muchos de los genes de C. elegans son homólogos a los del humano, y su metabolismo de carbohidratos, como de lípidos, es exactamente igual. En ellos se observó un desajuste por la ingesta de azúcar, proceso que se reflejó en las siguientes generaciones, aunque ya no estuvieran expuestas al azúcar, resaltó.

Escribe tu comentario

Comentarios

Continuar Leyendo

Ciencia y Tecnología

¿Tormenta solar de este lunes debe preocuparnos?

Published

on

La tormenta solar anunciada para este lunes por el Laboratorio de Astronomía de Rayos X del Sol de Rusia, es un evento común durante el ciclo solar y no debe causar alarma, afirmó el jefe del Laboratorio Nacional de Clima Espacial (LANCE) de la UNAM, Juan Américo González Esparza.

“Lo anunciando por el laboratorio ruso es algo que está ocurriendo cada 27 días; es una interacción de las partículas del viento solar con la atmosfera de la Tierra con efectos menores, y no debemos preocuparnos”, apuntó.

En entrevista con Notimex, el investigador de la Universidad Nacional Autónoma de México destacó que las tormentas solares son eventos normales. Ejemplificó: si fuera un huracán, éstas sería de categoría uno.

“No estamos hablando de una tormenta solar intensa, se trata de una continua relación entre el Sol y la Tierra, es posible que ocurra alguna afectación menor que viene del Sol, y que provocan auroras boreales. En México, los efectos van a ser prácticamente imperceptibles”, explicó.

El físico espacial agregó que este fenómeno se da cada 27 días, tiempo que tarda el “astro rey” en dar una vuelta alrededor de su eje, así es posible observar, de manera anticipada, con una nave espacial los acontecimientos en la otra cara del Sol y predecir los vientos solares.

González Esparza expuso que el viento solar es provocado por el flujo continuo de partículas, las cuales se encuentran en la atmosfera caliente del sol y no pueden ser contenidas por la fuerza gravitatoria de la estrella.

“Todos los planetas estamos inmersos en la atmosfera del Sol en expansión, y estamos conectados con lo que ocurre en su atmosfera” apuntó.

A pesar de que la Tierra tiene un campo protector que impide la entrada de las partículas del viento solar a la atmosfera, esta coraza magnética se puede abrir por algunas horas, para permitir la entrada de estas partículas, y formar las auroras boreales.

Sin embargo, este es uno de los dos fenómenos que si puede afectar los sistemas de energía, así como el funcionamiento de satélites.

El otro gran evento explosivo sucede cuando las partículas de las tormentas solares viajan por el espacio y algunas de ellas pasan por la órbita de la Tierra, y rompen el escudo magnético terrestre que genera efectos de clima espacial.

“Estos pueden provocar afectaciones a satélites, interrupciones de telecomunicaciones, y en casos extremos ocasionar apagones, hacer desperfectos en sistemas de generación de energía eléctrica”, sostuvo.

Escribe tu comentario

Comentarios

Continuar Leyendo

Ciencia y Tecnología

Investigadores advierten aumento de temperatura para los próximos cinco años

Published

on

De acuerdo con un estudio de la revista científica Nature Communications, los próximos cuatro años serán más calurosos de lo que hemos experimentado recientemente, alcanzando temperaturas superiores a las estimadas según los modelos climáticos. Éste estudio alerta que la intensidad de la temperatura entre el 2018 y el 2022 se deberán al calentamiento global, causado por la actividad humana,así como por la variabilidad intrínseca del clima.

El equipo de científicos creó un nuevo sistema de predicciones para lograr ser más exactos en cuanto a las temperaturas estimadas, al cual bautizaron como ProCast (Probabilistic forecast), basado en un método de estadísticas y modelos climáticos ya existentes. Este programa funciona con un algoritmo que ayuda a predecir los cambios que podrían efectuarse durante los próximos cinco años.
Durante estos cinco años, el incremento vinculado a la variabilidad natural del clima será “equivalente al calentamiento climático antrópico”. Esto comportará que el aumento de la temperatura media sea dos veces más elevado que el provocado por la actividad humana, explicó el principal autor del estudio, Florian Sévellec, miembro del Laboratorio de oceanografía física y espacial del prestigioso CNRS.

Como consecuencia de éste cambio climático, la temperatura del planeta ha aumentado 1°C en comparación con la época preindustrial, lo que representa un incremento anual de 0.01°C. Aunque se estima un incremento según la variabilidad del clima.

Los expertos también esperan como efecto de éste cambio climático, lluvias intensas o periodos inesperados de sequía.

Escribe tu comentario

Comentarios

Continuar Leyendo
Publicidad

Facebook

Publicidad
Publicidad

Lo más compartido

Lo más visto